Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
VUELTA A MUNDO A DOS RUEDAS

Andoni Rodelgo y Alice Goffart: cómo dar la vuelta al mundo en bicicleta

Si eres un ciclista urbano, ¿podrías llegar hasta Japón? La respuesta es sí. Andoni Rodelgo y Alice Goffart salieron de Bélgica a dos ruedas y llegaron más allá porque aún les quedaba dinero. Dieron la vuelta al mundo dos veces y por el camino tuvieron dos hijos. Esta es su historia.

Darío Rodríguez/DESNIVEL - Jueves, 14 de Enero de 2016 - Actualizado a las 10:44h.

Entrevista: vuelta al mundo en bicicleta. Parte 1 Reproducir

Entrevista: vuelta al mundo en bicicleta. Parte 1

Galería Noticia

  • Entrevista: vuelta al mundo en bicicleta. Parte 1 Reproducir
  • Vuelta cicloturista por el mundo. Andoni Rodelgo y Alice Goffart con su familia en Nueva Zelanda. Vuelta cicloturista por el mundo. Andoni Rodelgo y Alice Goffart con su familia en Nueva Zelanda.
  • Vuelta cicloturista por el mundo. Andoni Rodelgo y Alice Goffart en Marruecos. Vuelta cicloturista por el mundo. Andoni Rodelgo y Alice Goffart en Marruecos.
  • Vuelta cicloturista por el mundo. Andoni Rodelgo y Alice Goffart en Japón. Vuelta cicloturista por el mundo. Andoni Rodelgo y Alice Goffart en Japón.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

En 2004 salieron de Europa en bicicleta y avanzaron hasta Turquía; a grandes rasgos pasaron por Georgia, Azerbayán y siguieron por Asia central para conocer el Tíbet, Nepal y la India. Luego saltaron a Tailandia, subieron hasta China y la recorrieron para llegar a Japón, que era su meta. Como todavía tenían presupuesto, dieron el salto a EEUU. Esa fue la primera vez. El nacimiento de su hija los devolvió a Europa y, unos años después, decidieron volver a la carretera en familia para viajar por Sudamérica.

¿Por qué en bicicleta?
Andoni (An):
Entre un punto A y uno B separados por mil kilómetros hay un montón de cosas que puedes conocer y la bicicleta es perfecta. Es un medio de transporte que te permite conocer bien las cosas. Los occidentales solemos ser gente con dinero y cuando te ven en bicicleta, tan vulnerable, les haces mucha gracia porque se dan cuenta de que te falta de todo: agua, un techo....y eso siempre ayuda a establecer contacto con ellos. Yo no me imaginaba que la gente pudiese ser así en el mundo. Nos han dado tanto... Siempre digo que hay que dejar de ver los medios de comunicación porque el mundo no es como nos lo muestran en la tele. Hay que salir y ver con los propios ojos cómo se porta la gente

Alice (Al): Queríamos ser libres y no depender de rutas establecidas por autobuses o trenes. Queríamos sentir físicamente cuánto te separa del pueblo o del país siguiente, sentir la frontera y entender por qué está aquí o allá, ver las cordilleras, vivir los ríos.

"Hacíamos una media de 90 km al día cuando íbamos solos y de 60 cuando íbamos con los niños"

¿Lo teníais claro desde el principio?
An:
Nos planteamos esto: si somos ciclistas urbanos, ¿con tiempo podemos ir a Japón en bicicleta? Primero pensamos en comprar un coche pero es caro, te obliga a saber de mecánica y es más difícil pasar las fronteras. Al final la bici se hizo evidente.

Al: Es un pequeño milagro de la tecnología. Dos ruedas y una cadena te permiten avanzar con muy poca energía. Puedes pasar por cualquier rincón o cargártela a la espalda para cruzar un río. Puedes subir y bajar montañas. No tiene restricciones.

¿Cuántos kilómetros hacíais al día?
An: Hacíamos una media de 90 km al día cuando íbamos solos y de 60 cuando íbamos con los niños.

¿Estabais bien entrenados antes de salir?
An: No, nunca habíamos hecho bicicleta. Yo tenía un trabajo de oficina, me gusta comer y beber bien, pesaba casi 90 kilos. Cuando fuimos a por la bici a una tienda especializada y contamos que queríamos una para recorrer varios países, el vendedor me dijo que con esa barriga no podía hacer nada. La gente siempre nos pregunta que si hace falta estar muy entrenado y la verdad es que no. Viajábamos sin metas, cuando estábamos cansados parábamos. Es un ritmo muy sano.

"Salimos con la idea de hacer un paso y ver si nos gustaba"

¿Cómo es la convivencia en pareja en un viaje tan largo?
An:
Cuando llegamos a Katmandú, por ejemplo, yo estuve un mes sin moverme del hotel mientras Alice veía cosas. Hubo un momento de separación pero con los críos la familia tenía que estar más unida. Allí empezaron las discusiones. ¡Hemos discutido mucho pero seguimos juntos! Es un viaje en el que te pueden pasar mil cosas en una jornada, por eso cuando llega la noche la discusión que hubo a mediodía parece muy lejana. En casa duran más los enfados.

Al: Nuestra visión del viaje era la misma y nunca tuvimos que discutir ningún punto esencial. Si nos hubiésemos propuesto dar la vuelta al mundo desde el principio, no hubiésemos llegado a nada. Salimos con la idea de hacer un paso y ver si nos gustaba.

¿Qué decía vuestra familia?
An:
La familia pensó que en menos de dos meses estaríamos de vuelta y cuando llegamos desde Bélgica a Estambul nos empezaron a tomar en serio. Nuestro sueño era llegar a Japón y cuando lo conseguimos aún nos sobraba dinero, por eso cogimos un carguero hasta Norteamérica, donde estuvimos un año más viajando. Alice se quedó embarazada, bajó nuestra economía y regresamos a Bruselas. Llamé a mi exjefe y justo había un hueco en la oficina, así que empecé enseguida a trabajar. En 2008 llegó la gran crisis, no me renovaron y en lugar de ponernos nerviosos, decidimos volver a la ruta con nuestra hija, que ya tenía 2 años. El viaje fue tan bien que en Bolivia nació nuestro segundo hijo y con él continuamos el viaje hasta que la niña tuvo edad de empezar la escuela.

¿Cómo es el viaje con niños?
An:
Descartamos las aventuras más extremas, como las que hicimos cuando no teníamos hijos, por ejemplo cruzar el Tíbet a 5.000 metros o pasar Turquía en invierno. Con la niña quisimos ir a África pero otros viajeros nos dijeron que podía ser complicado y al final nos fuimos a Latinoamérica. Mucha gente nos dice si no nos cansábamos de estar todos los días con ellos. Es verdad que nosotros acabábamos reventados de pedalear y ellos, que iban en el carro y se habían movido poco, estaban muy activos por la tarde. Pero al final te haces y, como estás tan contento, encuentras fuerzas para todo.

*Puedes encontrar los detalles del viaje de Andoni y Alice en su blog Mundubicyclette.

 

Otras vueltas al mundo en bicicleta:

La vuelta al mundo en bicicleta

Un viaje sin prisas alrededor de uno mismo

por Juanjo Alonso

Este libro es la habitación del mundo y cada capítulo es una ventana abierta a paisajes, pueblos, filosofías y costumbres totalmente contradictorias en un mundo cada día más llano y global. Son las historias de una historia, de un viaje único y singular alrededor del planeta sin buscar un destino, simplemente por el puro placer de viajar.

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Excursionismo

Ver todo Excursionismo

+ Libro

  • Portada del libro Mi deuda con el paraíso. Vida e ilusión del Duque de los Abruzos. Por Ricardo Martínez Llorca Mi deuda con el paraíso. Vida e ilusión del Duque de los Abruzos

    Luis Amadeo de Saboya, Duque de los Abruzos, es uno de los grandes representantes de la generación de exploradores que ampliaron el espectro de la belleza del mundo. Ricardo Martínez Llorca ha escrito "Mi deuda con el paraíso. Vida e ilusión del Duque de los Abruzzos", una novela que repasa, con un toque de ficción, su intensa vida, donde la aventura y los ideales siempre estuvieron presentes.

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • K2 por su vertiente China La cita con la cumbre de Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz en el K2 (1994)

    Ayer 10 de agosto fue el aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Su compañero Juanjo San Sebastián lo intentó todo para salvarle. No fue posible pero esta tragedia dio vida a uno de los libros de montaña más bellos: "Cita con la cumbre". Un libro en el que Juanjo va más allá del relato de lo ocurrido en el K2 para profundizar en algunos de los aspectos esenciales de nuestra existencia y del porqué escalamos montañas.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |