Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
ESCALADA DE AVENTURA EN GRANDES PAREDES, EN VELERO

Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano abren 6 vías y ascienden 4 cimas vírgenes en Groenlandia

Realizaron un total de 2.700 metros de nuevas aperturas en el suroeste de Groenlandia, sin necesidad de colocar ni un solo anclaje fijo y superando dificultades máximas de entre 6b+ y 7a. Su filosofía: escalar rápido, no instalar anclajes fijos, no dejar huella...

Desnivel.com - Lunes, 23 de Septiembre de 2013 - Actualizado a las 05:57h.

Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano en Groenlandia
Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano en Groenlandia (Col. Col. V. Castro / T. Andrés / K. Escribano)

Galería Noticia

  • Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano en Groenlandia Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano en Groenlandia
  • Apertura de 'Marmitako' (375 m, 6c, A1) a la Breakfast Spire (Groenlandia), por Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano Apertura de 'Marmitako' (375 m, 6c, A1) a la Breakfast Spire (Groenlandia)
  • Apertura de 'Nunatak' al Navianarpoq, en Groenlandia, por Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano Apertura de 'Nunatak' al Navianarpoq, en Groenlandia
  • Navianarpoq, Alborán y Shepton desde el último largo de la Breakfast Spire Navianarpoq, Alborán y Shepton desde el último largo de la Breakfast Spire
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Movidos por el “principio de no dejar nada y de escalar lo más rápido posible”, Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano viajaron hasta Groenlandia a finales de julio para subirse al velero Alborán y poner rumbo a la costa suroeste de la isla ártica. Habían oído hablar y se habían documentado acerca del potencial para la escalada de aventura de grandes paredes que había por allí y lo que se encontraron no los defraudó. Ellos también estuvieron a la altura y abrieron un total de 2.700 metros verticales en forma de 6 nuevas vías, incluyendo cuatro primeras ascensiones a cumbres vírgenes. Además, fueron fieles a su filosofía y no colocaron ni un solo anclaje fijo en todo el viaje, “tan solo cordinos en rápeles”, especifican.

Aventura de navegación low cost

La expedición comenzó para Kepa Escribano y Txemari Andrés en los aeropuertos de Bilbao y Madrid con destino a Nanortalik (pasando por Copenhague), donde Vicente Castro los esperaba con el velero. Inmediatamente pusieron rumbo a las paredes que tenían en mente, aunque dedicaron una semana a realizar la travesía en barco y las últimas compras.

La navegación a través de la costa occidental de Groenlandia requirió que sortaran “miles de icebergs de todos los tamaños”, y los enfrentó también a una fuerte tormenta desatada cuando bordeaban el cabo sur de la isla de Sermersoq: “El viento de proa nos impedía prácticamente avanzar y las olas pasaban por encima del barco; después de muchas horas de infierno, nuestro capitán consigue hacernos llegar, de noche, al puerto de Nanortalik. Estábamos totalmente mojados y, gracias a unos amigos, esa noche dormimos en seco después de una ducha de agua caliente”, explican.

Durante esos días de últimos preparativos, aprovecharon también para recabar toda la información posible sobre una península apenas explorada al oeste del Kap Farvel, la punta sur de Groenlandia. “Nuevamente vemos que todas las expediciones que han escalado en la zona cuentan con listas interminables de patrocinadores, ingentes cantidades de comida y material, campos base como no hemos visto nunca y algunos despliegues de medios más que profesionales. Nosotros, como siempre, nos vemos reducidos a un barco más que pequeño, un bidón de comida (que se queda en el velero) y lo que puedan cargar nuestras mochilas en un solo ataque. Pobres como ratas, para variar...”, se quejan, con sentido del humor.

Paraíso de roca en el valle de Narsamiit

El 28 de julio, los tres aventureros se plantaron en Narsamiit, donde anclaron el barco para unos cuantos días y prepararon las mochilas para el desembarco del día siguiente. Cuatro horas de marcha los llevaron al lugar donde decidieron montar su campo base en el que tendrían su centro de operaciones hasta el 10 de agosto: “al lado de un bloque desplomado, en un sitio impresionante, junto a dos lagos y en mitad de un valle lleno de paredes por todos lados. La única referencia que tenemos es que la montaña más alta tiene 1.550 metros y que nosotros estamos a algo más de 500 metros de desnivel sobre el puerto, por lo que no tenemos ni idea de la longitud real de las paredes”.

30 de julio – Apertura de Marmitako (375 m, 6c, A1) y primera ascensión de la cara sur de la Breakfast Spire, en 15 horas CB-CB.
Tras amanecer, remontamos el valle y elegimos una aguja a la derecha de la ruta del equipo de los Favresse en 2010, única actividad conocida en la zona y que comenzaron desde el siguiente valle al este. Elegimos una línea de fisura bastante continua. Poco a poco vamos ascendiendo, pasamos algún largo más duro y a las 5 de la tarde llegamos a la cima Oeste de la Breakfast Spire. Un rato de filmación y comida y comenzamos la bajada. 8 rapeles y un descenso más tranquilo nos dejan en el CB. La montaña es una de las agujas de la Breakfast Spire, sin ascensiones previas.

31 de julio – Apertura de La cuadrilla pika pika (270 m, 6b+) y primera ascensión de la Moskito Spire, en 9 horas CB-CB.
Nos levantamos cansados pero, pese a ello y sabiendo que sólo nos queda un día de buen tiempo, decidimos subir a escalar. Nos decidimos por el valle que sale a la izquierda del CB. Pasamos una morrena y de nuevo llegamos a otro sitio alucinante con 8 paredes entre 200 y 600 m. Nos decidimos por una de las más accesibles y en 5 horas de escalada llegamos a la cima. Un rápel largo, un destrepe y una hora más de pateo y de nuevo en el CB. Llamamos a la aguja Moskito Spire.

4 y 5 de agosto – Apertura de Nunatak (735 m, 7a, A1) y primera ascensión de la cara este del Navianarpoq, en 35 horas CB-CB.
Salimos a primera hora en dirección a la montaña más alta de la zona, el Navianarpoq, la ‘montaña peligrosa’ en inuit, que además tiene la pared más grande del valle. A las 6 empezamos a escalar. Vamos enlazando zonas evidentes con otras menos evidentes hasta llegar a la zona central de la pared. Este headwall de 5 largos nos llevará unas cuantas horas. Anochece y, como oímos viento muy fuerte en la cima decidimos parar a vivaquear en una pequeña repisa a un largo del final. La noche es fría y no llevamos material de vivac. Aún así nos pasamos la noche dándonos friegas, filmando, viendo auroras boreales y partiéndonos de la risa.

Amanece y nos damos un rato hasta que llega el sol. Entonces comenzamos y en un largo estamos en la cima. La vista es increíble. Comenzamos a buscar una forma de bajar en direccion al CB. Rapelar 800 metros no es una opción, pues perderíamos el material para seguir escalando y ahí se acabaria nuestro viaje. Asi, después de un pequeño descenso a pie, enlazamos unos pocos rápeles con una larga desescalada por una cresta hasta llegar a un nevero que nos deposita de nuevo en la base de la pared. Ya más tranquilamente llegamos al CB más que cansados y más que contentos.

7 de agosto – Apertura de Urrezko Balea (515 m, 6c+, A1) y primera ascensión de El Katxalote, en 15 horas CB-CB.
Después de un día sin escalar, dedicado a que Vicente bajara al pueblo para recolocar el barco, pues tenemos la impresion de que el viento había movido los icebergs cercanos, mientras Txema y Kepa revisaban las paredes cercanas buscando el siguiente objetivo. La pared elegida es una de las más cercanas al campo base, pero a la vez una de las más impresionantes. Siguiendo nuestro principio de no dejar nada y de escalar lo más rápido posible, abandonamos otras rutas más duras y decidimos seguir una línea bastante vertical con un tramo de varios largos en semitravesía a la derecha. Vamos bastante rápido y, pese a que la zona superior nos retrasa un poco, en 10 horas llegamos a la cima. La vista es impresionante y, tras unas fotos, salimos pitando cresta abajo para buscar un camino de bajada. Con un rápel largo y bastante navegacion de destrepe nos volvemos a plantar en el fondo del valle llegando de noche al CB. La montaña la llamaremos El Katxalote.

9 de agosto – Apertura de El diablo (545 m, 6c) y primera ascensión de la Punta Aiarpoq, en 15 horas CB-CB.
A las 7 nos despertamos. Ni hemos oído el despertador de las 5... Desayunamos y subimos por última vez valle arriba, a otra pared del fondo. Fisura de calidad primero y otras ciegas después nos dejan en 9 horas en el final de la pared. De allí continuamos andando hasta la cima. Una vez más el paisaje es increíble y, tras las grabaciones de rigor, emprendemos el camino de vuelta, rapelando esta vez toda la vía. El ultimo rápel lo hacemos de noche y poco a poco descendemos realmente cansados hasta el campo base. Llamamos a la montaña Punta Aiarpoq.

Más escalada en la isla de Sermersoq

Con estas cinco nuevas vías, Vicente Castro, Txemari Andrés y Kepa Escribano dieron por finalizada la estancia en el valle de Narsamiit, desmontaron su campo base y regresaron al barco para poner rumbo a la isla de Sermersoq. Accedieron a una bahía de la zona norte de la isla en plena niebla baja el 15 de agosto. Al día siguiente, persiste la niebla, “así y todo, decidimos subir con todo el material para intentar llegar a una pared que hemos visto en unas fotos de una expedición inglesa de 2001. A última hora del día, y después de muchos metros de desnivel, montamos la tienda en una zona cercana al lago donde creemos que está la montaña”.

17 de agosto – Apertura de Fisuras en la niebla (300 m, 7a) y primera ascensión de la Punta Alborán, en 13 horas CB-CB.
El despertador suena a las 5 pero seguimos sin ver nada por la niebla. A las 8 despeja y rápidamente subimos hacia la pared. En algo más de 2 horas llegamos a la base. Vicente decide dedicarse a revisar la zona para asegurar una ruta rápida de descenso y Txemari y Kepa empiezan a escalar. La línea es prácticamente una fisura de 300 metros. Algunos largos duros y mucho viento y frío nos depositan en la cima en 7 horas. Después, un rápido descenso y ya de noche comenzamos el regreso al campo base adonde llegaremos dos horas más tarde. A la montaña, que no tenía ninguna ascensión, la llamaremos Punta Alborán (como nuestro velero).

Resumen de la actividad realizada

-Vía Marmitako (375 m, 6c, A1) y primera ascensión de la cara sur del Breakfast Spire, por Vicente Castro, José María Andrés y Kepa Escribano.

-Vía La cuadrilla pika pika (270 m, 6+) y primera ascensión de la Moskito Spire (cara este), por Vicente Castro, José María Andrés y Kepa Escribano.

-Vía Nunatak (735 m, 7a, A1) y primera ascensión de la cara este del Navianarpoq (1.550 m, segunda absoluta), por Vicente Castro, José María Andrés y Kepa Escribano.

-Vía Urrezko Balea (515 m, 6c+, A1) y primera ascensión del Katxalote (cara oeste), por Vicente Castro, José María Andrés y Kepa Escribano.

-Vía El diablo (545 m, 6c) y primera ascensión de la Punta Aiarpoq (cara este), por José María Andrés y Kepa Escribano.

-Vía Fisuras en la niebla (300 m, 7a) y primera ascensión de la Punta Alborán (cara este, 1060 m), por José María Andrés y Kepa Escribano.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera Reproducir John Porter: “Aunque muriese a los 28, Alex McIntyre vivió una vida más plena que la mayoría”

    Reinhold Messner dijo que Alex McIntyre era el himalayista más puro de los de su generación. Murió a los 28 años en la Sur del Annapurna, pero su compañero John Porter sostiene que tuvo una vida montañera más plena que muchos. El libro Un día como un tigre cuenta su historia.

  • Portada del libro Cartografías nómadas de Olga Blázquez Sánchez Desnivel publica 'Cartografías nómadas', una historia de carne y roca

    Atrévete a adentrarte en el interior de una joven escaladora del montón que solo quiere escalar para conectar con el lado más auténtico de sí misma mientras lidia con las precariedades y las bellezas de la vida real.

  • Portada del libro '1001 consejos de escalada' por Andy Kirkpatrick. Diez consejos para escalar mejor

    Imagina que un alien llega a la Tierra, coloca una sonda en el cerebro de un escalador experimentado como Andy Kirkpatrick y después transforma el contenido en un libro. Eso es 1001 consejos de escalada (y ya está en las librerías).

  • Ueli Steck en la cima del Lobuche (octubre 2015) Los consejos que dio Ueli Steck para entrenar alpinistas

    Si el entrenamiento fuera una herramienta, muchos alpinistas elegirían el martillo, pero el machaque sin un plan es absurdo. Steve House y Scott Johnston han reunido las voces de los mejores en el libro 'Entrenamiento para el nuevo alpinismo'. En él hablan de llaves inglesas, destornilladores y alicates con los que poner a punto la máquina.

  • Un momento de la carrera de orientación.<br>Foto: desnivelpress.com... Detalles en voz alta: una técnica para no perderse en el monte

    Perderse en la naturaleza es una experiencia muy turbadora y, cuando se prolonga, es fácil aturullarse y tomar decisiones torpes. Laurence Gonzales habla de ello en el libro Supervivencia. Quién sobrevive, quién muere y por qué.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com