Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
PATAGONIA

Riders on the Storm, tercera repetición

Un cuarteto belga, con Nicolas Favresse a la cabeza, repite la vía de Güllich, Albert, Arnold y compañía en la Torre Central del Paine.

Jueves, 1 de Junio de 2006 - Actualizado a las 13:21h.

Nicolas Favresse en el aéreo largo 21, cerca ya del Gran techo. <br> Patagonia Dreams teamNicolas Favresse en el aéreo largo 21, cerca ya del Gran techo.
Patagonia Dreams team

Cinco días de aproximación y porteo de material, y otros once en la pared sin tocar el suelo... Dos semanas aislados del mundo en un paredón de granito en las Torres del Paine, Patagonia.

Al contrario que la canción de los Doors, Rider on the Storm, la vía, no acumula tantas "versiones" con el paso de los años. Pocas cordadas se atreven con la línea que Norbert Bätz, Peter Dittrich, Bernd Arnold, Wolfgang Güllich y Kurt Albert abrieron en la Torre Central del Paine allá por 1991, y muchas menos salen por arriba, sumándole repeticiones a sus 1.200 metros y 38 largos (7c/A3). Olivier y Nicolas Favresse, Seán Villanueva y Mike Lecomte firmaron la tercera.

Dejaron todo listo y se fueron de fiesta a Puerto Natales. Al volver, se sentían fuertes, muy motivados y con muchas ganas de meterse en faena, pero el viento patagónico les cortó el rollo, y por poco también las alas. Encontraron su campamento totalmente desperdigado, tiendas hechas jirones, el material expuesto al viento y la nieve, sacos "robados" por Eolo... un desastre (y 2.000 € de pérdidas...). Pero lograron apañar su hogar, y pasar la noche al pie de la Torre Central del Paine. Al día siguiente Oli y Sean escalaban los primeros seis largos...

Escalada mágica

Turno de Sean Villanueva, encadenando el mítico Gran techo de Riders on the Storm. <br>Patagonia Dreams teamTurno de Sean Villanueva, encadenando el mítico Gran techo de Riders on the Storm.
Patagonia Dreams team

Dos jornadas más (una de ellas de 24 horas non-stop) y alcanzaban el largo 13 (700 m), donde fijaban sus hamacas totalmente aislados del mundo (la radió falleció en el desastre del base), y tras haber flipado con la primera parte de la ruta. Al día siguiente alcanzaban el largo 18, disfrutando de una escalada muy pura y variada (regleteros espolones, fisuras, off-withs, chimeneas...). Dos días de mal tiempo retrasaron el primer intento al gran techo del L25, que culmina una secuencia de largos "absolutamente mágica". Sean y Oli se encargaron del mismo, pero una tormenta les obligó a volver a las hamacas del L13.

Superado el techo, sólo necesitaban un día de buen tiempo para llegar a cima. Música, cartas y el cumple de Sean aliviaron los tres días que pasaron en las hamacas aguantando el temporal para ello. El 8 de enero las estrellas tapizaban el cielo de madrugada , y tiraron para arriba. Mike y Sean encadenaban el legendario techo, mientras Oli y Nico tomaban la cabeza hasta la R31. Después, nuevo relevo con Sean y Mike negociando unas últimas tiradas de con nieves y roca muy rota, y a eso de las siete y media de la tarde, por fin la cima. Tuvieron que pasar una nueva noche en las hamacas del L13, y dedicar el día siguiente entero a delicados rápeles antes de pisar de nuevo el Campo Belga, 11 días después.

Tercera repetición

Nico en uno de las tiradas más duras de la Riders: L15, 7c. <br>Foto: Patagonia Dreams teamNico en uno de las tiradas más duras de la Riders: L15, 7c.
Foto: Patagonia Dreams team

Los primeros en repetir la vía fueron los checos David Stastny y Jan Kreisinger en febrero de 2002, más de una década después. Fueron 12 días en la pared, escalando todo en libre (hasta 7b+), excepto los largos 4 y 24, donde tiraron del artificial. Ese mismo año (noviembre) los franceses Jerome Arpin y Sylvain Empereur lo intentaron en estilo alpino, pero se bajaron después de 18 tiradas. Hablaron de espits nuevos, añadidos seguramente por Kreisinger y Stastny, tanto en largos como en reuniones.

Unos día después, hubo una nueva intentona gala, por Arnaud Boudet, Martial Dumas, Jean Yves Fredericksen y Yann Mimet. Firmaron la tercera ascensión en 14 días (8 en pared tras fijar 500 metros de cuerda). Vieron muchos espits (46, sin contar reuniones) y drilled hooks (tallados para ganchos), y escalaron en libre los largos 17, 18 y 19, famosos por sus anchísimas fisuras (Camalot del 6), donde vieron muchos tallados para ganchos cuya autoría no está clara: bien picados por los aperturistas, bien agregados por los checos, que según los franceses no jugaron muy limpio...

Fuente: belclimb.net

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Libro

  • K2 por su vertiente China La cita con la cumbre de Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz en el K2 (1994)

    Ayer 10 de agosto fue el aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Su compañero Juanjo San Sebastián lo intentó todo para salvarle. No fue posible pero esta tragedia dio vida a uno de los libros de montaña más bellos: "Cita con la cumbre". Un libro en el que Juanjo va más allá del relato de lo ocurrido en el K2 para profundizar en algunos de los aspectos esenciales de nuestra existencia y del porqué escalamos montañas.

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • Imagen de la guía 'Cumbres en BTT', de Juanjo Alonso. 'Cumbres en BTT', ciclismo de altura en la península Ibérica

    La bicicleta de montaña es una manera práctica, divertida y emocionante de subir y bajar cumbres, recorrer valles y descubrir infinidad de nuevos horizontes. La guía Cumbres en BTT reúne 30 recorridos para que solo tengas que leer, pedalear y disfrutar.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |