Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Publicidad
"HACER 9A+ A VISTA LO VEO IMPOSIBLE PARA MI"

Adam Ondra: “No creo que consiga escalar 10a. Quizás 9c+ dentro de mucho tiempo”

El escalador checo acaba de hacer Silence, el primer 9c de la historia, y ya tiene nuevos proyectos en mente. Otros 9c y 9b+, participar en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, e incluso algún día llegar al 9c+. También afirma que no será él quien escale el primer 10a. Nos lo cuenta en esta conversación que mantuvimos ayer con el en el Festival de Montaña Andrzej Zawada que se celebra en Polonia estos días.

Darío Rodríguez/DESNIVEL - Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 16:30h.

Vídeo de Adam Ondra, impresiones tras realizar Silence, primer 9c Reproducir

Vídeo de Adam Ondra, impresiones tras realizar Silence, primer 9c (© Darío Rodríguez/DESNIVEL)

Galería Noticia

  • Vídeo de Adam Ondra, impresiones tras realizar Silence, primer 9c Reproducir
  • A​dam Ondra en el Festival de Montaña Andrzej Zawada, Polonia. Septiembre 2017​ A​dam Ondra en el Festival de Montaña Andrzej Zawada, Polonia.
  • Las manos de A​dam Ondra. Festival de Montaña Andrzej Zawada, Polonia. Septiembre 2017​ Las manos de A​dam Ondra. Festival de Montaña Andrzej Zawada, Polonia.
  • Adam Ondra en Change, el primer 9b+ de la historia. Flatanger, Noruega. Adam Ondra en Change, el primer 9b+ de la historia. Flatanger, Noruega
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Adam Ondra no recuerda el primer día que escaló. Era demasiado pequeño: tenía 3 años. Más adelante, a los siete, decidió que quería ser un gran escalador. Cuenta que, por aquel entonces, se le hacía extraño ver a la gente de su alrededor escalar y no hacerlo él, así que se aplicó a fondo. Y hubo un libro que le marcó: Rock Stars del fotógrafo Heinz Zak. Pasaba las páginas del libro una y otra vez, contemplando las fotos, leyendo la historia de cada escalador, soñando con ser algún día igual a ellos. En esas páginas se consolidó su pasión por la escalada, de una magnitud tan irrefrenable que lo ha acompañado hasta hoy, 17 años después, por paredes de todo el mundo hasta conseguir resultados que quizás ni él mismo se atrevía a imaginar. 8a con 9 años, 9a a los 13...

Y a los 24, a principios de este mismo mes de septiembre, encadenaba del primer 9c de la historia, Silence en la cueva de Hanshelleren, en Flatanger (Noruega). Cuenta que, tras chapar la cadena, siguió un instante de silencio increíble, en el que ni tan siquiera pudo gritar. Bajó, se lanzó al mar y a continuación lo celebró como es debido.

Hemos coincidido con Adam Ondra en el pequeño pueblo polaco de Lądek Zdrój, con motivo de la celebración del Festival de Montaña Andrzej Zawada. Aprovechamos para mantener una larga conversación con el escalador checo sobre su última vía y otros muchos temas.

“Cuando llegué a la cadena, no podía ni gritar... fueron 10 segundos que no olvidaré”

Eres una persona que te gusta expresar tus sentimientos. Pero cuando encadenaste Silence 9c no gritaste...
Cuando llegué a la cadena, sabía que lo había hecho y me lo podía creer, pero no podría describir todas las emociones que sentía. Estaba allí solo, en la cuerda, y no podía hacer nada, no podía gritar, sólo podía mirar abajo a mi novia y tenía los ojos aguados. Fueron diez segundos que no voy a olvidar. Después ya fue un poco más normal, pude gritar de la satisfacción... pero esos diez segundos fueron increíbles.

¿Cómo fue ese día? ¿Qué hizo que encadenaras la vía?
Era el quinto día de esta estancia y ya desde el primer día me sentía súper bien en la vía. Sabía que, si el tiempo y las condiciones eran buenas, iba a tener una muy buena oportunidad de encadenar. Aunque la verdad es que no pensaba que fuera a hacerlo ese día; el día antes estuve muy cerca de encadenar, pero cuando me levanté el día del encadenamiento estaba un poco cansado, sobre todo de piernas. Además, hacía un poco de calor... Lo único es que Bernardo Giménez [el cámara], que en vías anteriores siempre sentía qué día era el día del encadenamiento, me dijo por la mañana que tenía la sensación de que iba a encadenar. A mí eso no me gustó demasiado, porque me ponía presión encima y a la vez no me sentía muy bien ese día y hacía calor, pero quizás todo ello me ayudó a sentirme tranquilo y a la vez estar motivado y encadenar.

“En el pegue del encadenamiento no cometí ni un error, fui 100% preciso”

En el pegue del encadenamiento no cometí ni un error, fui súper preciso, al menos durante la primera parte, hasta el paso clave. Quizás luego me puse un poco nervioso y cometí pequeños errores, pero lo importante, en la secuencia clave, creo que no había sido nunca tan preciso. Fue increíble.

Al final, lo mejor es ir sin presión, ¿no?
Sí, pero a la vez debía tener la fuerza suficiente para hacerla... Al final, sí que tenía algo de margen, pero en este proyecto estamos hablando de una precisión que es casi imposible de tener. La vía exige mucha precisión. Cambia mucho si coges un hueco 1 mm hacia un lado y afecta a los siguientes movimientos. Nunca un pegue es igual al siguiente, porque nunca coges la presa o pones el pie de la misma manera.

Lo increíble es que antes había probado la secuencia clave mil veces, pero nunca había tenido la sensación de tener las presas tan perfectamente en mis manos.

“Sin los reposos de rodilla, esta vía sería 10a+, no se me ocurre cómo se podría hacer”

Tienes que ser perfecto, tanto escalando como en los descansos. ¿Los descansos son clave en esta vía?
Sí, porque esos 4 metros de la secuencia clave son muy duros. Esos diez movimientos por sí mismos. Por eso me ha llevado cuatro viajes a Noruega el poder encadenar. Puede ser el búlder más duro y más complicado que haya hecho jamás. Y esta vía es tan loca que tiene este búlder por la mitad. Me ayudó mucho mejorar con las rodillas, ya que así podía reposar súper bien justo antes del crux.

Diría que sin las rodillas, la vía sería quizás 10a+. Ni tan siquiera se me ocurre cómo se podría hacer sin ellas.

¿Es el búlder más duro que has hecho?
Puede ser. Si cuentas no solo esos diez movimientos, sino cinco pasos antes –aunque no son muy difíciles, cambian un poco–, esos quince pasos son seguro 8C+ de bloque.

Silence tiene 45 metros y 15 pasos que serían 8C+, el búlder más duro que he hecho”

¿Cómo es la vía?
La vía tiene como 45 metros. Tiene 25 metros como de 8b o algo así; luego cinco pasos de 7B de búlder; otra rodilla muy mala; y diez pasos de 8C de bloque. La unión de ese 7C y ese 8C hacen 8C+ para mí. Luego viene otra rodilla; 8C de búlder de cinco pasos; reposo malo, y 7C+ de búlder para acabar.

Es curioso que cambias el nombre de la vía, de Project Hard a Silence. ¿Por qué?
El nombre de antes no era un nombre de verdad, solo era un nombre para llamarla de alguna manera, pero no me gustaba. El nombre Silence me gusta mucho.

¿Te evoca algo de lo que son las circunstancias de la vía, el lugar...?
Sí, significa mucho para mí. Significa la experiencia de la vía después del encadenamiento... Pero sentía un silencio raro también cuando estaba escalando en la secuencia clave. Al final, no era una lucha sino un modo psicológico muy interesante y especial.

 ¿La clave ha sido la parte física o la psicológica?
Estaba muy bien físicamente, pero al final lo más duro es, el día en que las condiciones son perfectas, hacerlo todo perfectamente, sin cometer un error. Y quedé sorprendido porque al final la hice con un poco de margen: el segundo día de escalada, con una condición que no era súper perfecta, pero con un estado psicológico perfecto.

“El proceso nunca ha sido psicológicamente tan duro como La dura dura

¿Has entrenado específicamente para esta vía? ¿Cómo?
Sí, obviamente he entrenado muchísimo en rocódromo, haciendo mucho búlder, porque esta vía, a pesar de tener 45 metros, es muy de búlder. Si no haces búlder, no haces la vía; es muy simple. También tuve que entrenar mucho las piernas, las rodillas para poder reposar mejor y también unos músculos específicos que necesitaba para unos pasos específicos muy raros y que no había hecho nunca... y quizás no voy a hacer en ninguna otra vía. Por eso estoy casi seguro que esta vía es 9c, porque hay pasos que me vienen muy bien.

Has dicho que la vía nunca se transformó en una obsesión, sino que ha sido siempre un proceso divertido. Eso es algo extraño porque quizás entonces La dura dura y otras vías fueron más obsesivas...
Sí, quizás porque estuve probando la vía más o menos once semanas, y sólo en los últimos dos días estuve dando pegues de verdad. Antes, nunca la había probado en serio, sino que subía a jumar para empezar la vía a partir de los 20 metros. Eso quizás me quitó un poco de presión. En mi viaje anterior a Noruega me pareció que quizás no la iba a hacer porque me parecía muy dura,  tenía muchas dudas. A pesar de ello, nunca fue psicológicamente tan duro como por ejemplo La dura dura... Quizás es por el hecho de que tengo un poco más de experiencia y un poco más de paciencia, comparado con cuando encadené La dura dura hace cuatro años.

¿Tus dos grandes proyectos han sido Dawn Wall y Silence?
Para Silence creo que he necesitado once semanas, para La dura dura nueve, y para el Dawn Wall sólo cuatro... Al final, el Dawn Wall no estaba en el límite de mi potencial. Era duro porque estaba muy fuera de mi zona de confort, era algo absolutamente nuevo para mí.

“Tengo otro proyecto en Flatanger, Project Big, que también será 9c”

¿Quizás son los dos que te han sacado más de tu zona de confort, Silence y Dawn Wall?
Lo más fuera de mi zona de confort es seguro Dawn Wall. En cuanto a Silence, siempre estuve seguro de que lo iba a hacer. Solo tenía que tener paciencia.

Es curioso que tuvieras dos proyectos, Project Big y Project Hard... y finalmente decidiste centrarte en Proyect Hard ¿eran muy distintas las dos vías?
Sí, Project Big es mucho más de resistencia. Quizás mucho más fácil de probar, porque en cada pegue mejoras un poco, mientras que en Project Hard es muy fácil caer siempre en un paso. Puede ser muy frustrante, porque depende mucho de la precisión. Pero al final, cuando empecé a probar Project Hard, me he dicho que era posible y me centré en ella. Project Big es algo para el futuro, y no creo que vaya a ser más duro, será parecido. Pero ahora necesito un poco de pausa de Flatanger y escalar en otros sitios. Tanto para mi motivación como para mi escalada: si sigues escalando siempre en los mismos sitios, generalmente empeoras.

La vía (que había comenzado a equipar otro escalador) la terminaste de equipar en 2013... ¿cómo ha cambiado Adam Ondra de 2013 a 2017?
Puede que esté un poco más fuerte, pero la diferencia no es muy grande. Eso sí, tengo la cabeza que me permite creer que todo esto es posible, así como la paciencia necesaria.

“No creo que vaya a hacer nunca 10a. Quizás 9c+ dentro de mucho tiempo”

¿Te imaginas el 10a? Después de hacer 9c, ¿empiezas a visualizar lo que podría ser?
No creo que vaya a hacer nunca 10a. Quizás podría ser 9c+, pero voy a necesitar mucho tiempo todavía. Y tiene que ser una vía donde no voy a estar once semanas, sino mucho más... y antes necesito mejorar mucho. Con el nivel que tenía para Silence, seguro que no puedo hacer 9c+.

¿Qué tiene la cueva de Flatanger que la diferencia de otras zonas de escalada?
Para mí, la cueva de Flatanger es un sitio increíble, porque tiene una roca que no había visto nunca en ningún otro sitio. Además, el lugar también tiene su magia: es muy tranquilo y muy chulo para estar. Hay muchos sitios en los que, después de unos días, no me gusta estar, mientras que en Flatanger me divertía solo por el hecho de estar allí.

Pero ahora ya no quieres estar más tiempo en esta cueva...
Ahora quiero escalar en otros sitios, pero en el futuro quiero volver para acabar Project Big. Este año he logrado acabar todos los proyectos excepto tres: Project Big 9c?, Exchange 9b+? y otro de 9b+?. El resto están hechos. Este año, he hecho cuatro: Silence 9c, dos 8c+, el 9a+ de Thor’s hammer II... y volviendo a casa he realizao el proyecto que tenía en otra escuela noruega, Hell.

Hiciste 8a con 9 años, 9a con 13 años y ahora 9c con 24 años, o sea que ha sido un proceso de 11 años y ya dices que continuar progresando será largo...
Quizás dentro de otros diez años pueda hacer 9c+... Dependerá de si soy capaz de mejorar todavía un poco más y si tengo la paciencia y la motivación de dedicarme a una sola vía. Y creo que debería ser una vía cerca de mi casa, lo que todavía es más difícil... Aunque tampoco creo que sea muy difícil encontrar una vía que pueda ser 9c+, lo difícil es encontrar una que sea una línea increíble y súper guapa.

Un escalador que se centra en una vía y dedica muchos días a intentarla me recuerda a los alpinistas que están en el campo base esperando se den buenas condiciones en la montaña...
Sí, y en Noruega ha sido muy importante disponer de rocódromo en el camping. He podido combinar entrenamiento y calentamiento en rocódromo, y luego probar la vía. Creo que sin rocódromo no la podría haber hecho.

Has cambiado mucho en el aspecto de que antes eras una persona que no utilizabas redes sociales y ahora sí. ¿Por qué ha sido y cómo lo vives?
Sobre todo es porque antes iba a la universidad o a la escuela y no quería perder el tiempo. Ahora tengo un poco más de tiempo y me puedo dedicar algo a las redes sociales.

¿Cómo ves el hecho de compartir en redes sociales?
Yo pongo en redes sociales lo que me parece interesante, y espero que la gente lo encuentre interesante también.

"Tengo un proyecto cerca de casa que quiero probar este otoño y luego ya veremos"

Ahora que has acabado con Silence, ¿qué proyecto tienes?
Tengo un proyecto cerca de casa que quiero probar este otoño y luego ya veremos. Para enero y febrero tengo algunos proyectos en mi cabeza.

Si alguien fuera a repetir Silence, ¿qué consejo le darías?
Creo que le diría que fuera con la mente abierta para encontrar métodos... y paciencia, es la clave. Es una vía que puede frustrar mucho. También creo que quizás no vaya a gustar a mucha gente, por su naturaleza: no se trata solo de tener la fuerza y la capacidad física, hay que tener mucha cabeza y depende mucho de la precisión, hacerlo todo 100% perfectamente.

Además, a pesar de que hayas hecho los pasos mil veces, nunca te parece que la tengas hecha. En otras vías, cuando hago los pasos cinco veces, ya siempre me parecen los mismos; en Silence, siempre cambia algo en cada pegue. Los movimientos son ligeramente diferentes. Hay muchos empotramientos de dedos y de pies, y nunca empotras de la misma manera.

¿Qué ha hecho que hayas logrado hacer realidad este tipo de proyectos? ¿Qué te diferencia como escalador?
No lo sé. Me gusta el desafío y probar algo duro, porque me motiva, me inspira a mejorar. A veces me gusta también estar en mi zona de confort y solo disfrutar la escalada.

¿Nunca has pasado ninguna etapa de crisis, de cansarte de la escalada?
No. Quizás ahora no tengo mucha motivación de probar una única vía y me motiva más divertirme escalando en sitios diferentes. Disfrutar de la escalada pura.

Tras un proyecto así, ¿te quedas vacío, exultante o cuál es la sensación? ¿Qué hiciste después de encadenar la vía?
No me sentí vacío, me sentí con mucha energía para probar algo diferente. Y lo hice. Probé otra vía que se llama Exchange y será 9b+, aunque al final no pude hacerla porque me dolía un poco el hombro.

Y luego no te fuiste de la zona inmediatamente sino que continuaste allí y seguiste escalando. Hiciste por ejemplo el segundo largo de Thor’s hammer.
Sí, teníamos el billete de vuelta en dos semanas, así que seguimos allí. Estoy contento de haber hecho el segundo largo de Thor’s hammer, que es 9a+ y es una vía que pensé que quizás era imposible pero pude encontrar la secuencia de mucho truco y al final salió. Aunque el proyecto de verdad es hacer la vía desde el suelo, que serán 80 metros de 9b+. Con un bloque final de 8A después de haber escalado 80 metros.

"Para mí, hacer 9a+ a vista es imposible, aunque al flash es un gran reto"

¿A cuánto te quedaste de hacerlo?
No lo pude hacer, no. Después de entrenar para Silence, no tenía suficiente resistencia, porque entrenaba mucho búlder para adquirir la fuerza. En esta vía hay que tener resistencia.

Durante un tiempo fue muy importante escalar 9a a vista, ¿cómo ves los siguientes grados a vista?
Para mí, 9a+ a vista es imposible. Debería mejorar mucho para poder hacerlo. Por otro lado, nadie ha hecho 9a+ al flash y creo que es un gran reto.

¿Qué podrías mejorar tú como escalador?
Creo que puedo mejorarlo todo: la fuerza, la resistencia y también en la parte mental.

Tú practicas todos los tipos de escalada, ¿vas a seguir haciendo competición?
Voy a competir en 2019, como preparación para Tokyo 2020.

¿Y grandes rutas?
No creo que vaya a tener tiempo antes de Tokyo. Ahora voy a centrarme en la deportiva y luego enfocarme en competiciones.

¿Qué consejo daría Adam Ondra a los escaladores en general?
Disfruta. Escoge lo que te gusta y hazlo. Así lo hago yo.

Información relacionada

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Escaladores

Ver todo Escaladores

+ Libro

Ver todo Libro
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com