Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
ENTRENAMIENTO PARA EL NUEVO ALPINISMO

El error de entrenar cuando uno está enfermo

Mucha gente descabala su plan de entrenamiento por enfermedades leves. “Bah, no estoy malo. Solo es un resfriado, puedo entrenar”, dicen para conjurar el estigma de debilidad. El manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo da un tirón de orejas a quien mete la pata de esta manera.

Miércoles, 20 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 08:00h.

Los diferentes ciclos de movimientos y reposo en rocódromo o en el gimnasio nos permitirán entrenar potencia y resistencia.
Los diferentes ciclos de movimientos y reposo en rocódromo o en el gimnasio nos permitirán entrenar potencia y resistencia. (Esteban Lahoz)

Galería Noticia

  • Los diferentes ciclos de movimientos y reposo en rocódromo o en el gimnasio nos permitirán entrenar potencia y resistencia. Los diferentes ciclos de movimientos y reposo en rocódromo o en el gimnasio nos permitirán entrenar potencia y resistencia.
  • Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House. Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House.
  • Steve House. Steve House.

Muchos deportistas caen en el error de pensar que estar enfermo es ser uno flojo. No quieren admitir su debilidad transitoria y es frecuente que digan cosas parecidas a esta: “No es nada, estoy un poco resfriado, ¡pero claro que puedo entrenar!”. Error. El libro Entrenamiento para el nuevo alpinismo, firmado por el reconocido escalador Steve House y el preparador Scott Johnston, es rotundo: una dolencia leve tiene puntos para crecer si no le hacemos caso, por eso un simple resfriado puede acabar en una infección de los senos, una infección de las vías respiratorias superiores o incluso una neumonía (de las que recuperarse del todo, por cierto, puede llevar al menos siete semanas).

No pretendemos dar aquí una lección magistral, pero estamos seguros de que esta breve píldora puede ayudar a elegir el camino correcto.

¿Os suena esta cadena de errores?

Día 1. Aparecen los síntomas de la enfermedad, pero sigues entrenándote normalmente durante ese primer día.

Día 2. Esa noche los síntomas empeoran, por lo que al día siguiente te entrenas de manera suave, pesando que eso será suficiente para reponerte.

Día 3. Los síntomas han empeorado un poco, así que te tomas el día libre.

Día 4. Los síntomas no han cambiado, pero te impacientas y sales a correr.

Día 5. Sigues sin encontrarte bien, pero unos amigos van a escalar, así que te apuntas.

Cómo perder dos semanas en balde por seguir entrenando

Día 6. Te sientes un poquito peor, así que te tomas el día libre. Te vas a quitar esa indisposición de encima.

Día 7. Tus síntomas han mejorado un poco y regresas al entrenamiento. Sesión de trabajo dura. ¡Yupi!

Día 8. Como ahora te encuentras realmente enfermo, te tomas el día libre.

Día 9. Te cuesta salir de la cama.

Día 10. Escalofríos y fiebre.

Día 11. Sigues estando débil.

Día 12. Estás un poco mejor. No te entrenas.

Día 13. ¡Tienes que hacer algo! Pero te ves obligado a acortar la sesión de entrenamiento por falta de energía.

Día 14. Vuelves a estar en cama, con infección bronquial. Ahora con antibióticos.

Este es un ejemplo de cómo perder dos semanas en balde por seguir entrenando con la salud floja. Lo que podría haberse resuelto en una semana dará la lata durante casi de un mes. La recomendación de los autores del libro, después de tratar con muchos deportistas a lo largo de muchos años, es que cuando aparezcan los primeros síntomas de una enfermedad DEJEMOS DE ENTRENAR.

Nuestro cuerpo y sus limitadas reservas de energía estarán ocupadas por completo en producir anticuerpos para combatir la infección. Un estrés adicional causado por imponer una carga de entrenamiento excesiva solo retrasará o impedirá la deseada sanación, y además abrirá la puerta a potenciales bacterias que estén acechando dentro del cuerpo. Este simple, pero efectivo, método garantiza que podamos regresar cuanto antes a un entrenamiento efectivo.

Entrena pensando en la montaña:

Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House.

Entrenamiento para el nuevo alpinismo

por Steve House

Casi 450 páginas llenas de información acerca de la metodología de entrenamiento de resistencia y de fuerza, la planificación y su aplicación a la nutrición, la adaptación a la altitud, sin olvidar el entrenamiento mental o la evaluación

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Entrenamiento

Ver todo Entrenamiento

+ Libro

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios

  • © Ediciones Desnivel SL.,
    Work
    Calle San Victorino, 8
    28025 Madrid -
    Tfno.
    Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
    © Librería Desnivel,
    Work
    C/Plaza Matute 6
    28012 Madrid -
    Tfno.
    Work 91 369 42 90
    - Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com