Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
UN DURO M6/A2 DEL TIROL

David Lama hace la primera ascensión de ‘Sagzahn-Verschneidung’ en Austria

David Lama ha necesitado cinco años y tres intentos para hacer la primera ascensión de Sagzahn-Verschneidung (M6/A2) en el Valle de Valser, Austria. Lo consiguió el pasado enero junto a su compañero Peter Mühlburger.

Miércoles, 28 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 23:30h.

David Lama y Peter Mühlburger en la primera ascensión de Sagzahn-Dihedral. 2018
David Lama y Peter Mühlburger en la primera ascensión de Sagzahn-Dihedral. 2018 (@ Jakob Schweighofer)

Galería Noticia

  • David Lama y Peter Mühlburger en la primera ascensión de Sagzahn-Dihedral. 2018 David Lama y Peter Mühlburger en la primera ascensión de Sagzahn-Dihedral. 2018
  • David Lama y Peter Mühlburger en la primera ascensión de Sagzahn-Dihedral. 2018 David Lama y Peter Mühlburger en la primera ascensión de Sagzahn-Dihedral. 2018

Cinco años y tres intentos fallidos es lo que le ha costado al escalador austríaco David Lama conseguir Sagzahn-Verschneidung (M6/A2) en el Sagwand, en el valle austriaco de Valser. El pasado mes de enero se dieron las condiciones perfectas y, acompañado por el tirolés Peter Mühlburger, consiguió apuntarse el objetivo que llevaba tanto tiempo persiguiendo.

La ascensión es, sobre todo, un hito de importancia personal para Lama: “El Sagzahn-Verschneidung tiene un gran valor personal: llevo mucho tiempo fijándome en él, me ha costado varios intentos y, cada vez que lo intenté, subestimé su escalada. Ahora puedo mirar la ruta con una profunda sensación de satisfacción”, escribe el austríaco en su web.

Sagzahn-Verschneidung cuenta con seis largos con secciones delicadas de mixto en los que alternaron la escalada libre y artificial. David relata así la historia de su pelea con la ruta:

En mi primer intento fui con un amigo de la escuela y enseguida me di cuenta de que había subestimado las dificultades al ver la ruta desde lejos. Solo pudimos escalar tres largos, alrededor de un tercio del muro vertical. Dos años después, volví con Uli, un amigo del este del Tirol. Los primeros 200 metros fueron íntegramente de escalada mixta. Uli y yo lo resolvimos todo y llegamos al final de las dificultades cuando, desafortunadamente, se hizo de noche. Decidimos que lo más sensato era rapelar.

Dos semanas después estábamos de regreso en la base, esta vez llegamos de noche, dormimos al pie la pared para comenzar lo suficientemente temprano y hacer el descenso con la luz del día. Sin embargo, la suerte no estaba de nuestro lado: un trozo de hielo cayó sobre la cabeza de Uli. Tuvimos que darnos la vuelta una vez más.

Cada invierno pensé en escalar la vía, pero las condiciones nunca fueron buenas. Este año, todo encajó uno de los primeros días de enero. Me encordé con Peter Mühlburger (Uli no quería volver) para rematar la escalada. Para estar seguros, esquiamos hasta la base la noche anterior con enormes mochilas. Después de dormir en la tienda, empezamos temprano. En una hora y media superamos el campo de nieve y llegamos al muro.

Peter hizo de primero el primer largo, los dos siguientes (los más duros) los hice yo. La roca no era muy buena; eso, junto con las condiciones invernales y el hielo fino hicieron difícil la protección. Fue una escalada precaria, buscando desesperadamente clavar los crampones mientras limpiaba la nieve. Estuve a punto de irme en un par de ocasiones. El techo, por seguridad, lo resolví en artificial: en este terreno, con esta protección y crampones en los pies, la caída no es que sea la mejor opción... Fue exactamente lo que me gusta: alpinismo difícil, donde tienes que usar todos tus recursos para dar cada paso. Nada más superar el techo, se me rompió media presa. Después de un momento de terror, respiré profundamente y casi fui incapaz de gestionar la situación.

Después de seis largos con numerosas secciones exigentes que solo conseguí en artificial, habíamos superado la parte más empinada de la pared. Nos quedaba un terreno bastante vertical pero más sencillo. Aun así, llegamos a la cumbre, a las 17 h. Después rapelamos y esquiamos hasta el coche. Llegamos en Innsbruck a eso de las 23 h. Peter y yo estuvimos de acuerdo cotarla como M6/A2 muy laborioso. En cualquier caso, el Sagzahn-Verschneidung es una de las líneas más difíciles que he escalado en Sagwand.

Me alegraría mucho que alguien la repitiera, pero soy consciente de que eso no va a pasar: es muy raro que alguien repita algo más que los clásicos en el Valle de Vals.

 

Messner, vivir al límite y sobrevivir:

Reinhold Messner. Vida de un superviviente

por Reinhold Messner

Reinhold Messner, el primer vencedor de los 14 ochomiles, ha demostrado en innumerables expediciones en qué consiste vivir al límite y sobrevivir.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Publicidad
Publicidad

+ Hielo

Ver todo Hielo

+ Libro

  • Portada del libro: Soy trailrunner, por Luis Alberto Hernando y Albert Jorquera. 'Soy trailrunner', la biografía de Luis Alberto Hernando

    El subtítulo de este libro «La historia de un campeón del mundo de andar por casa», ya nos dice mucho de lo que vamos a encontrar entre sus páginas y por otro lado nos hace dudar ya que nos es que sea muy común tener en casa un campeón del mundo.Y de eso habla precisamente Soy trailrunner, de lo excepcional y lo cotidiano.

  • Portada de 'Libros de cima, una historia de pasión y conquista' por Òscar Masó García 'Libros de cima', la necesidad de decir que estuvimos arriba

    Libros de cima repasa la historia más reciente de las montañas a partir de los libros de registro que hay en las cumbres. Porque todos los que alguna vez han pisado una han sentido la necesidad de dejar un rastro que dijese “¡Aquí estuve yo!”.

  • Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House. Practicar el fracaso para escalar mejor

    El reconocido escalador Steve House y el entrenador Scott Johnston han unido sus conocimientos en un manual para rendir mejor en los proyectos que tengamos en la montaña. Además de los músculos y la técnica, también es importante tener bien calibrada la cabeza.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |