Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
Tradición oral

Recordando a Félix Méndez

En la primavera del 2013, con ocasión del sexagésimo aniversario de la Escuela Madrileña de Alta Montaña, el entonces director de esta escuela, José Eladio Sánchez, hizo una entrevista a Félix Mendéz que se publicó en  el número 25 de Altitud, la revista de la Federación Madrileña de Montañismo. El autor de la entrevista quedó sorprendido por la lucidez y la memoria de Félix, que en aquél momento contaba 87 años de edad. Aquella fue, probablemente, la última entrevista que concedio Félix Méndez, y la última oportunidad de concoer por boca de uno de sus protagonistas, la historia del montañismo en nuestro país.Por desgracia, Félix ha fallecido sin dejar hecho ese libro que no tuvo tiempo de escribir. Por su interés reproducimos aquí aquella entrevista con la autorización de la FMM y el autor.

José Eladio Sánchez - Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 12:32h.

Félix Méndez en la cumbre del Pico Tesorero en 1963.
Félix Méndez en la cumbre del Pico Tesorero en 1963. (Félix Méndez)

Galería Noticia

  • Félix Méndez en la cumbre del Pico Tesorero en 1963. Félix Méndez en la cumbre del Pico Tesorero en 1963.
  • Félix Méndez en un cursillo de escalada en Siete Picos. Félix Méndez en un cursillo de escalada en Siete Picos.
  • Félix Méndez durante la entrevista. Félix Méndez durante la entrevista.

El día que se escriba la historia del montañismo español habrá que ir a casa de Félix Méndez y fijarse mucho en las fotografías que adornan las paredes, porque allí están reflejados los primeros años de lo que podríamos denominar Era moderna de nuestro deporte. El propósito de la entrevista era que nos contara los orígenes y primeros años de la Escuela Nacional de Alta Montaña, pero, como no podía ser de otra manera, la charla fue mucho más allá. Durante casi dos horas, la mente lúcida de Félix pasó revista a más de medio siglo de montañismo español.

¿Cuáles fueron sus comienzos en la montaña? Imagino que en aquella época sería complicado para cualquiera.
Durante la guerra yo era un niño y la pasé en Madrid pasando hambre y calamidades. Al terminar la guerra ingresé en el Frente de Juventudes, fui a campamentos y me enamoré de la montaña. Me hice instructor y me asocié al Club Peñalara entrando en el Grupo de Alta Montaña en 1950. Llegué joven a la montaña y eso me hizo conocer a gente muy célebre como Lionel Terray, Jean Franco, Ricardo Cassin, Gaston Rebufat, etcétera, con los que tuve gran amistad. 

¿Cuál fue la principal motivación para crear la ENAM?
El principal motivo fue el formar instructores que a su vez formaran a los deportistas que pertenecían a los clubes. Pero en aquella época existían muy pocos clubes, por lo que la formación no llegaba a todo el mundo y ese fue el motivo principal de crear las escuelas regionales: llegar al mayor número posible de interesados. El proyecto vio la luz en 1953 con la creación de las escuelas regionales castellana y catalana, luego se fueron creando las demás. Y más tarde aparecieron las federaciones territoriales… pero fueron antes las escuelas. 

Usted fue el quinto director de la Escuela Castellana, pero sólo durante el año 1959. ¿Por qué fue tan fugaz su paso?
Pues porque yo también era director de la Escuela Nacional y no quería tener dos cargos. Sólo podía desarrollar uno de ellos bien y a mí nunca me gustó hacer las cosas a medias. Pero era mi escuela, la castellana, o como se llama ahora la Madrileña. 

Entonces, la formación a los primeros guías de montaña ¿cuándo aparece?
Los primeros guías de montaña salían de aquel grupo de instructores a nivel nacional. Yo desarrollé el primer reglamento de guías en España a imagen de lo que se hacía en Europa. No inventé nada. Gracias a mi gran amistad con Jean Franco recopilé lo que en aquella época se hacía en la ENSA y lo adapté a las necesidades que teníamos aquí. 

La visión era muy vanguardista para la época, tanto que aún hoy en día no está realmente regulada la profesión. ¿Qué sucedió con este trabajo entonces?
Pues que desapareció todo en 1970, todo lo que yo había incorporado al respecto se abandonó y desapareció. Hoy en día aún la profesión de guía esta sin regular.

La formación sí está regulada y la actividad en algunas comunidades, pero la profesión aún no está regulada.
Eso no debía ser así. Qué pena, desde entonces no se ha vuelto a hacer nada de esto... 

Y la formación de guías tuvo un parón hasta el 92, momento en el que se hacen exámenes puntuales para profesionales en activo. Y realmente hasta el 2000 no aparece por fin regulada la formación.
¡Cuánto tiempo se ha perdido...! 

También parte de usted la iniciativa de formar a los primeros grupos de socorro en montaña.
Fui a ver al director de la Guardia Civil con toda mi cara y le dije que no había derecho a que los guardias que estaban en la zona de Góriz estuvieran en esas condiciones. Me decían que estaba loco y que me meterían en la cárcel pero no pude aguantarme y no pasó nada, no me metieron en la cárcel, me hicieron caso. Más tarde hablé con el jefe de Protección Civil francesa, que era amigo mío, e invitamos al director general de la Guardia Civil a hacer los cursos con los gendarmes y con los CRS. Los invitó y asistieron dos coroneles a un curso que se hizo en Lourdes. Los coroneles con su tricornio se volvieron locos al ver el despliegue, con tanto helicóptero y tantos medios. Y les dije “a ver si se les mete en la cabeza”, y sí, nombraron a un teniente coronel responsable y les dimos los primeros cursos de formación, junto con Morandeira, que también era amigo mío. 

También se acercó decididamente a la UIAA de entonces.
Hasta ese momento a las reuniones iba don Julián [Julián García Úbeda, presidente de la Federación Española de Montañismo de 1941 a 1962] que era una bellísima persona pero no era escalador, era arquitecto y él mismo se pagaba los viajes. Cuando comencé a ir yo a las reuniones y vi la organización que había con un montón de comisiones especializadas en diferentes campos, me dije “aquí entramos nosotros”. Y propuse a gente muy buena en alguna de ellas y así comenzamos a tener presencia en la UIAA en los sesenta. 

Y qué me puede decir de las expediciones internacionales que como presidente de la FEM organizó.
En aquella época aún no se había organizado nada con un perfil moderno y pensé que con la gente tan buena que teníamos y que estaba colaborando con la ENAM organizaríamos algo y así comenzó. Organizamos una expedición a Perú, donde conocí a los japoneses y tuve muy buena relación, me invitaron a la expedición al Everest pero como había dejado de ser presidente ese mismo año no quise aprovecharme. Mis amigos rusos anteriormente me ayudaron a montar la expedición al USBA. En fin, hicimos lo que se podía con lo poco que había. Pero mi intención fue siempre llevar a todos los que podíamos. Era como un premio por su trabajo, aunque muy a mi pesar no pudo ir todo el mundo que se lo merecía. 

¿Cuándo deja de estar en activo en la Escuela?
Después de dejar los cargos que tuve seguí yendo a la Escuela hasta el año ochenta y tantos. Iba a los cursos como instructor, entonces era el director Andrés Fernández y le dije “yo ya no puedo seguir, tengo que dedicarle tiempo a mi familia”. Y lo dejé, aunque no la montaña. 

Todo esto que me cuenta da para escribir un buen libro.
Siempre lo tuve en la cabeza pero no tengo tiempo para ello. Además no soy de la gente que escribe libros históricos diciendo “yo, yo, yo”… Eso lo odio..., pero lo viví y puedo hablar de ello y queda para mí la gran amistad que mantuve en aquella época con los franceses, ingleses, japoneses, rusos… 

¿Cómo ve a la EMAM dentro de 60 años?
Yo no lo veré, pero tendrá que ser una organización encargada de crear buenos profesionales como lo fue siempre y que ayude a hacer realidad sus sueños a los deportistas. 

¿Sigue haciendo montaña todavía?
Ya me gustaría, pero las obligaciones familiares no me lo permiten. A mí lo que gusta es escalar por encima de todo y así fue durante toda mi vida.  

Vídeo-entrevista Félix Méndez (Publicado el 20 may. 2013)

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

Información relacionada

  • Ha fallecido Félix Méndez Torres
  • Revista Grandes Espacios nº240

    En este número: ESPECIAL INVIERNO. Circo de Gredos: Almanzor, esquí de travesía, ascensiones... SEGURIDAD. Aludes: Mitos y realidades. MATERIAL. Crampones: ¡No sin mis pinchos! ENTREVISTA. Pedro Carrasco, perito judicial en accidentes de montaña.

  • Revista Desnivel nº380

    En este número: EL DOBLE EVEREST DE KILIAN. La sombra de la duda. OPINIÓN. El tiempo de la (des)información. MACIZOS CENTRAL Y OCCIDENTAL. Hielo en Gredos. ESQUÍ DE MONTAÑA. Fuentes Carrionas. VÍAS LARGAS Y EQUIPADAS en Vilanova de Meia. TÉCNICA Remontar una cuerda fija. ACTUALIDAD. Patagonia: apertura en Cerro Adela, liberaciones pedríceras. SEGURIDAD Análisis de accidentes.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Cultura

Ver todo Cultura

+ Libro

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • Imagen de la guía 'Cumbres en BTT', de Juanjo Alonso. 'Cumbres en BTT', ciclismo de altura en la península Ibérica

    La bicicleta de montaña es una manera práctica, divertida y emocionante de subir y bajar cumbres, recorrer valles y descubrir infinidad de nuevos horizontes. La guía Cumbres en BTT reúne 30 recorridos para que solo tengas que leer, pedalear y disfrutar.

  • Portada del la guía Cerdeña de Norte a Sur. 45 Excursiones y ascensiones, por Víctor Riverola Descubre Cerdeña este verano en 45 excursiones

    La guía 'Cerdeña de norte a sur' ofrece una selección de excursiones para conocer los rincones naturales más fascinantes de la isla: cumbres que rozan los 2000 metros, valles, gargantas y calas de agua transparente.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |