Te encuentras en:
Publicidad
28 de diciembre

Everest 1924: nuestra inocentada de 2017

Esta noticia fue nuestra inocentada de 2017. Publicar noticias falsas el 28 de diciembre es una costumbre que la prensa –generalista, deportiva, especializada...– perpetúa año tras año. Nosotros este año nos hemos apuntado a la tradición y, a la vez, hemos querido rendir homenaje a dos de nuestros grandes héroes, a la cordada que admiramos desde que éramos niños.

Jueves, 28 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 12:00h.

George Mallory y Andrew Irvine a punto de iniciar su escalada.
George Mallory y Andrew Irvine a punto de iniciar su escalada.

Galería Noticia

  • George Mallory y Andrew Irvine a punto de iniciar su escalada. George Mallory y Andrew Irvine a punto de iniciar su escalada.
  • Fotografía hecha por Irvine o Mallory desde la cima del Everest hacia la vertiente sur. En ella se distingue claramente el Lhotse. Fotografía hecha por Irvine o Mallory desde la cima del Everest hacia la vertiente sur. En ella se distingue claramente el Lhotse.
  • Imagen del Lhotse visto desde el Everest. Imagen del Lhotse visto desde el Everest.

Esta noticia fue nuestra inocentada de 2017. Publicar noticias falsas el 28 de diciembre es una costumbre que la prensa –generalista, deportiva, especializada...– perpetúa año tras año. Nosotros este año nos hemos apuntado a la tradición y, a la vez, hemos querido rendir homenaje a dos de nuestros grandes héroes, a la cordada que admiramos desde que éramos niños. Porque si en esta Redacción hay algo en lo que todos estamos de acuerdo es en que Irvine y Mallory son seres excepcionales, los alpinistas, exploradores y aventureros que nos inspiran y nos emocionan. Basta ver nuestro catálogo editorial –sin ir más lejos, “Everest. Porque está ahí”, nuestro Premio Desnivel de Literatura 2017– para comprobar que esto es cierto; entre nuestros títulos hay un buen número de obras dedicadas a los pioneros del Everest, entre ellas la biografía de Mallory, de Leni Gilman, o la novela “Los huesos de Mallory”, de David Torres y Rafael Conde. En realidad no hemos escrito una noticia falsa, sino la noticia que, ojalá, podamos ofreceros algún día. Sentimos que haya quien crea que hemos faltado al respeto de los pioneros de 1924, y también pedimos disculpas a los lectores que han llorado con el titular y, al leer la cantidad de disparates que se sucedían en el texto y comprobar la fecha en el calendario, han acabado acordándose (con cariño, eso seguro) de nuestros santos progenitores. Gracias a los que han sabido reírse. Reírse es bueno.

 

Esta era la inocentada:

La prueba es concluyente.

El revelado de las fotos de Irvine lo confirma: la cima del Everest se alcanzó en 1924

Se había mantenido en secreto hasta hace apenas unas horas: la cámara de Irvine fue encontrada la pasada temporada junto a su cadáver. Desde entonces,el laboratorio Svindel, ubicado en la ciudad sueca de Gotemburgo y patrocinador de la expedición, ha trabajado en el revelado del carrete. La prueba es concluyente.

El 8 de junio de 1924 George Mallory y Andrew Irvine fueron vistos por última vez cuando intentaban escalar el Everest (8.848 m). Mucho se ha escrito desde entonces sobre qué les ocurrió a los alpinistas británicos y no pocos han defendido que la cordada pudo llegar a la cumbre 29 años antes que Edmund Hillary y Tenzing Norgay.

Los restos de Mallory fueron hallados en 1999 a 8.160 m. No se encontró en su ropa la fotografía de su mujer que este pretendía dejar en la cima, como aseguraba su hija. Además, llevaba las gafas de sol guardadas en un bolsillo, lo que indicaba que seguramente había fallecido de noche... ¿durante el descenso?

El foco se puso entonces en buscar el cuerpo de Irvine. En 1975, escalador chino Wang Hongbao declaró haber visto el cadáver de un inglés muerto cerca de la cumbre. Hongbao fallecía al día siguiente del descubrimiento bajo una avalancha. En 2001, 2004 y 2005 se formaron expediciones centradas únicamente en encontrar a Irvine. Los expertos de Kodak aseguraban que era muy probable que se pudieran revelar las imágenes gracias a que el carrete habría permanecido congelado todo este tiempo.

Expedición sueca

Durante mayo de 2017, casi en total secreto, una expedición sueca dirigida por los alpinistas Nicke Andersson y Andreas Tyrone Svensson y financiada por el prestigioso laboratorio fotográfico Svindel de Gotemburgo, trabajó durante 40 días en la cara norte del Everest. Comenzaron su trabajo desde la base del Segundo Escalón hacia la cima. Tras diez días, sus equipos detectores de metales señalaron la presencia de un gran objeto, situado a unos 200 metros por encima del Escalón. Durante horas excavaron hasta dar con un primitivo equipo de oxígeno adicional. Era idéntico al que llevaban Irvine y Mallory. La búsqueda se centró entonces en un radio de no más de 50 metros del hallazgo y, tres días después, aparecía el cadáver de Irvine... y su cámara.

Vista del Lhotse

La cámara se depositó en una cámara frigorífica para conservarla a la misma temperatura a la que se enontró. En menos de una semana el valioso contenido viajó hasta Gotemburgo, donde un equipo de quince especialistas vestidos casi como alpinistas (deberían trabajar en un entorno refrigerado a una temperatura de -15°C) se puso de inmediato manos a la obra. 

“Han sido meses de trabajo y en alguna ocasión pensamos que no íbamos a poder obtener nada”, declara Biff Malibu, director de la operación. “Por suerte, tras complejos procesos radioactivos, conseguimos que una de las imágenes fuera suficientemente clara como para demostrar que, al menos, uno de los dos alpinistas alcanzó la cima. Se trata de una imagen que corresponde a la vista desde la cima del Everest hacia el sur, en la que se ve claramente el Lhotse”.

“La leyenda ha dado paso a la historia”, concluye Biff.

Premio Desnivel de Literatura 2017

Portada del libro: Everest. Porque está ahí. Premio Desnivel 2017.

Everest. Porque está ahí

Premio Desnivel 2017

Everest. Porque está ahí, reúne los mejores ingredientes de todos aquellos libros que inspiraron a diversas generaciones de “conquistadores de lo inútil”. Un relato en paralelo, que gana interés y tensión a medida que avanza; donde se entrelazan las vivencias de aquellos pioneros de 1924, con las de dos escaladores modernos. En una narración con grandes dosis de humor e ironía.

Información relacionada

  • Revista Desnivel nº378

    En este número: Nuevos sectores PATONES. Pesadilla gótica en las TORRES DEL DESIERTO. El viejo oficio de LOS GUÍAS DE GREDOS. Viejas y nuevas escaladas JORDANIA. Primeras en el Himalaya indio ARJUNA Y KISHTWAR. Bernadette McDonald ENTREVISTA. Fernando Suárez ESCULTURA. Luis Trenker CINE. Diego Quesada y la zona de Calcena HÉROES ANÓNIMOS.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Cultura

Ver todo Cultura

+ Libro

  • Ion Berasategi, ganador premio Desnivel de Literatura 2017 Reproducir Ion Berasategi: “No me gustaría resolver el misterio de Irvine y Mallory”

    Ion Berasategi es un hombre de ciencias rodeado de números. Hace unos años se lanzó a probar si sabía escribir algo con sustancia, y parece que sí: “Aquí estoy, con el Premio Desnivel de Literatura en la mano", nos dijo en la presentación de Everest. Porque está ahí, la novela vencedora de esta edición.

  • Dhaulagiri2011. Campo Base Dhaulagiri. Muktu Sherpa aprovecha el día de mal tiempo para descansar. Tómate en serio el entrenamiento y descansa

    Entrena, machácate, roza el límite, sigue, sigue, sigue... Este es el camino perfecto para que se te fundan los plomos. El entrenador Christophe Moulin cuenta una anécdota personal en el libro Entrenamiento para el nuevo alpinismo, de Steve House.

  • Portada de libro: Climbing Tools, por Eber Cameselle 'Climbing tools', juguetes (de escalada) para adultos

    Para subir montañas hace falta músculo y coraje, pero no solo eso. Nadie habría pisado ninguna cumbre sin cachivaches varios, sean nuevos o modernos, de metal, tela o goma. Climbing tools es un catálogo de esos inventos que crearon las mentes más brillantes pensando en la montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |