Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO

El alpinismo ligero de Alex MacIntyre arrancó un día como hoy

Murió antes de los treinta, pero fue un profeta del alpinismo y compartió con un puñado de sus contemporáneos la visión de actividades más puras en las montañas. El británico Alex MacIntyre cumpliría hoy 64 años.

Jueves, 5 de Abril de 2018 - Actualizado a las 12:39h.

Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera
Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera

Galería Noticia

  • Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera
  • Portada del libro: Un día como un tigre. Alex MacIntyre y el nacimiento del alpinismo ligero y rápido, por  John Porter Portada del libro: Un día como un tigre. Alex MacIntyre y el nacimiento del alpinismo ligero y rápido, por John Porter
  • Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera
  • Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera
  • Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

En el año 1982, antes de perder la vida en la Sur del Annapura, Alex MacIntyre terminó un artículo para una guía técnica de la marca Karrimor. “Con una asombrosa capacidad de previsión, digna de cualquier texto de H. G. Wells, Alex predijo en aquel artículo los cambios que esperaban al montañismo moderno y la revolución en las comunicaciones a nivel planetario”, escribe John Porter, quien fue su compañero de expedición, amigo y autor de la biografía titulada Un día como un tigre.

Esto es lo que dejó escrito antes de aquella expedición:

«Mientras empaquetamos nuestro material para intentar la cara Sur del Annapurna, estamos convencidos de que un día, en un futuro no muy lejano, habrá un tipo que meta en su mochila la mitad de cosas que nosotros, o aún menos, y marchará a escalar la pared en un horario más allá de nuestra posibilidad de comprensión, respaldado por una metodología y un conocimiento del entorno del que hoy todavía carecemos. Nuestras mochilas ligeras serán como los dinosaurios. ¡Al menos para unos pocos, el Himalaya se convertirá en un parque de juegos alpinísticos, con millones de espectadores observando!».

Alex vio que la ligereza era la nueva dirección que podría tomar la escalada

Alex MacIntyre (Yorkshire, 1954- Nepal, 1982) fue uno de los alpinistas británicos más destacados de los años 70 y 80 y un profeta del alpinismo ligero y rápido que tanto protagonismo ha adquirido años después. Murió a los 28 de forma prematura, cuando una piedra solitaria le golpeó en la cabeza mientras intentaba el Annapurna, pero dejó detrás una colección de proyectos importantes y, sobre todo, un estilo que entonces era pionero.

Reinhold Messner describió a Alex como el himalayista más puro de los de una generación de alpinistas tan punteros como Jerzy Kukuczka y Voytek Kurtyka. En una entrevista reciente, John Porter explicaba más detalles del contexto en el que se dijo: “Hay una foto famosa en la que están Alex, Reinhold, Jerzy y Voytek y es cuando pronunció la frase. Dijo: «Alex, eres el único que nunca ha formado parte de una gran expedición. Siempre has venido al Himalaya con un máximo de cuatro personas, así que quizá seas el más puro»".

Alex vio que la ligereza era la nueva dirección que podría tomar la escalada. De hecho, diseñó mucho material en esta línea —hamacas livianas, mochilas de pocos gramos, ropa en capas— que hoy es frecuente en cualquier catálogo.

La evolución del tigre

MacIntyre empezó a escalar en los alrededores de su casa familiar de Londres y después continuó en la zona de Peak District vecina a la universidad donde estudió. Luego dio el salto a Escocia para perfeccionar su técnica de escalada en hielo y su conocimiento de las condiciones invernales y, más tarde, vinieron los Alpes. Allí se apuntó proyectos como la Linceul a las Grandes Jorasses en el día o la famosa MacIntyre-Colton a la Punta Walker.

“Después de nuestra temporada en los Alpes, Alex decidió convertir la escalada en una forma de vida”, escribe su amigo en Un día como un tigre. “Para cumplir sus propósitos, Alex decidió hacer tres cosas: primero, escalar todo lo posible; a continuación, buscar los medios para poder hacerlo… es decir, dinero. Y finalmente, evitar volverse loco o matarse, como les estaba empezando a pasar a algunos escaladores. A pesar de que más tarde algunos sostuvieran una opinión diferente, Alex llevó una vida mucho más organizada y contenida que muchos otros. A menos que alguien invitase, dos cervezas era más o menos la dosis justa para una noche”.

En 1978 hizo cima en el Kohe Bandaka y el Changabang y en 1980 abrió una nueva ruta en la cara este del Dhaulagiri en una expedición que compartía con Woytek Kurtyka, Ludwik Wilczyczynski y René Ghilini.

En 1982 se integró en una expedición británica con Roger Baxter-Jones y Doug Scott con quienes realizó la primera ascensión del Pungpa Ri (7.445 m) y la apertura de una nueva ruta en la cara suroeste del Shisha Pangma. En otoño de aquel mismo año, mientras intentaba abrir una nueva ruta en la cara sur del Annapurna con René Ghilini y John Porter, una solitaria piedra cayó desde centenares de metros más arriba y acabó con la carrera de un alpinista que hoy cumpliría 64 años.

El nacimiento del alpinismo ligero:

Un día como un tigre

Un día como un tigre

Alex MacIntyre y el nacimiento del alpinismo ligero y rápido

por John Porter

La emocionante y reveladora biografía que John Porter ha dedicado a su amigo y compañero, nos muestra el montañismo en su faceta más extraordinaria y su vertiente más trágica, al tiempo que dibuja una inolvidable imagen de la leyenda deslumbrante, polémica y exuberante que fue Alex MacIntyre.

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Libro

  • Portada del libro Mi deuda con el paraíso. Vida e ilusión del Duque de los Abruzos. Por Ricardo Martínez Llorca Mi deuda con el paraíso. Vida e ilusión del Duque de los Abruzos

    Luis Amadeo de Saboya, Duque de los Abruzos, es uno de los grandes representantes de la generación de exploradores que ampliaron el espectro de la belleza del mundo. Ricardo Martínez Llorca ha escrito "Mi deuda con el paraíso. Vida e ilusión del Duque de los Abruzzos", una novela que repasa, con un toque de ficción, su intensa vida, donde la aventura y los ideales siempre estuvieron presentes.

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • K2 por su vertiente China La cita con la cumbre de Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz en el K2 (1994)

    Ayer 10 de agosto fue el aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Su compañero Juanjo San Sebastián lo intentó todo para salvarle. No fue posible pero esta tragedia dio vida a uno de los libros de montaña más bellos: "Cita con la cumbre". Un libro en el que Juanjo va más allá del relato de lo ocurrido en el K2 para profundizar en algunos de los aspectos esenciales de nuestra existencia y del porqué escalamos montañas.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |