Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
46 LARGOS Y 1.960 METROS

‘Bushido’, nueva ruta de Marek Raganowicz y Marcin Tomaszewski en la Gran Torre del Trango

La cordada polaca formada por Marek ‘Regan’ Raganowicz y Marcin ‘Yeti’ Tomaszewski abren Bushido (1.960 m, A4, VII+, VII big wall) en la Gran Torre del Trango. Invirtieron 20 días en la pared y realizaron el descenso más complicado de su carrera.

Desnivel.com - Jueves, 12 de Septiembre de 2013 - Actualizado a las 15:21h.

Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski
Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski (Col. M. Tomaszewski)

Galería Noticia

  • Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski
  • Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski
  • Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski
  • Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski Apertura de 'Bushido' a la Gran Torre del Trango, por Mareck Raganowicz y Marcin Tomaszewski
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Los escaladores polacos Marek Regan Raganowicz y Marcin Yeti Tomaszewski han completado este verano una nueva apertura en su creciente currículum de big wall. La cordada ha viajado hasta la emblemática Gran Torre del Trango para abrir Bushido (1.960 m, A4, VII+, VII big wall), una línea nueva en tres cuartas partes de su recorrido que les ha llevado 20 días de trabajo ininterrumpido en la pared y les ha obligado al descenso más complicado y épico de su carrera.

La ascensión se enmarca en el proyecto 4 Elementos que Tomaszewski comenzó en solitario y al que se le unió Raganowicz ya el año pasado, cuando ambos realizaron otra sonada apertura en la isla de Baffin. En aquel entonces, se enfrentaron a una de las paredes más impresionantes del mundo, la cara norte de la Polar Sun Spire, en la que firmaron Superbalance (1.350 m, 37 largos, M7+), superando al elemento agua. Antes, Yeti ya había superado el elemento fuego en Venezuela, donde abrió un nuevo itinerario en el tepuy Acopan. Y el pasado invierno, la ascensión a la patagónica Aguja Poincenot dejaba derrotado al elemento viento. Después de la ascensión a la Gran Torre del Trango -elemento tierra-, el punto final del proyecto está previsto para el próximo invierno, cuando se enfrentarán al frío de Alaska en el Mt. Dickey.

Veinte días en la pared

La aventura de Marek Raganowicz y Marcin Tomaszewski comenzó el pasado 31 de julio, cuando ambos escaladores iniciaron el camino hacia el primero de los cuatro campos de hamacas que emplazarían en la enorme pared, que pretendían escalar en estilo cápsula. Fijaron cuerdas desde la base de la pared hasta la reunión del L8, donde montaron ese C1. Desde ahí, pasaron un total de 20 días de escalada, para superar un total de 46 largos.

La línea trazada por los polacos recorre terreno nuevo en la parte derecha de la pared durante aproximadamente tres cuartas partes de su dibujo. En el tramo final, enlaza con la arista suroeste, bautizada como Azeem Ridge en 2004 por sus aperturistas, los norteamericanos Kelly Cordes y Josh Wharton.

Raganowicz y Tomaszewski completaron su ascensión durante la noche, en plena tormenta y con mucho frío. En esas condiciones, pusieron punto y final a la vía en la cima de la citada arista suroeste y no prosiguieron hasta la todavía lejana cumbre de la Gran Torre del Trango. No obstante, todavía tuvieron que hacer frente a generosas dosis de alpinismo de aventura durante un descenso que se alargó durante dos días más.

“El último día de escalada estuvimos 24 horas metidos en una tormenta de nieve con un frío helado”, comentaba Raganowicz. “Los rápeles fueron uno de los mayores retos de nuestras carreras como montañeros. Las cuerdas estaban totalmente congeladas y rígidas; la nieve y el hielo cubrían todo el material. Alcanzamos la hamaca extremadamente exhaustos sólo con las dos últimas cuerdas que nos quedaban”.

En el total de 46 largos, los dos polacos colocaron 21 anclajes fijos en las reuniones y ocho buriles de protección.

Información relacionada

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

Ver todo Libro
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com